Thursday, 13 March 2014

La ciencia frente a las drogas y el VIH : Estado del Arte

Discurso de Michel Kazatchkine en la Comisión de Estupefacientes 2014.

La presentación que haré a continuación representa la evidencia científica actual sobre la prevención y el tratamiento del VIH y la hepatitis C , en lo que se relaciona con el uso inyectado de drogas. Resumo las ideas en siete puntos:

1. El uso compartido de material de inyección está fuertemente asociado con el riesgo de contraer VIH y hepatitis C. La criminalización del consumo de drogas, las políticas actuales y el encarcelamiento de drogas restrictivas son también factores clave en las epidemias de VIH y hepatitis C entre usuarios de drogas inyectables.

2. Existen pruebas convincentes de que los programas intercambio de jeringas y la terapia de sustitución de opiáceos son mecanismos eficaces para reducir el uso compartido de material de inyección y evitar infecciones por VIH. En combinación con la terapia antirretroviral (ARV), estos programas reducen la transmisión del VIH , disminuyen la mortalidad, reducen la dependencia de las drogas, reducen la delincuencia y la alteración del orden público, y mejoran la calidad de vida.

3. Las intervenciones de reducción de daños son muy rentables. Representan parte del paquete de recomendaciones de servicios para las personas que se inyectando drogas de la la OMS, ONUDD y ONUSIDA para la Comisión de Estupefacientes en 2009 y 2013. Sin embargo, la cobertura de los programas de reducción de daños es actualmente demasiado baja en casi todas las regiones como para prevenir eficazmente la propagación del VIH y la hepatitis C.

4. El encarcelamiento de las personas que usan drogas sólo aumenta su vulnerabilidad al VIH y la hepatitis C. Debemos detener el encarcelamiento de personas que consumen drogas por delitos menores relacionados con las drogas.
Las leyes y las políticas también deben asegurarse de que se respetan los derechos de los presos, para acceder a la reducción de daños y la asistencia sanitaria. Los centros obligatorios de tratamiento para los usuarios de drogas son ineficaces para reducir el consumo de drogas, son inhumanas y deben ser cerradas .

5. Los servicios de reducción de daños para mujeres deben ser adaptados para satisfacer sus necesidades especiales, incluyendo su necesidad de servicios de salud reproductiva. Las mujeres que consumen drogas y también venden sexo están en riesgo particularmente elevado para el VIH.

6. Tenemos que reformar todas las leyes y políticas que obstaculizan el acceso a la reducción de daños. Hay una necesidad urgente de reorientar los enfoques de reducción de daños y la aplicación de la ley para apoyar la prevención y el tratamiento del VIH y de la hepatitis C entre los usuarios de drogas inyectables.

7. La hepatitis C es una causa creciente de enfermedad hepática severa y muerte prematura entre las personas que se inyectan drogas, y representa un problema de salud pública cada vez mayor, así como una carga social y económica relevante. Los servicios de tratamiento de la hepatitis C necesitan ser integrados en los servicios de reducción de daños.

Gracias. 


No comments:

Post a Comment