Thursday, 13 March 2014

Peter Dune, Ministro de Asuntos Interiores, Salud y Conservación de Nueva Zelanda


Reafirma su compromiso como signatario de las convenciones. La reducción y minimización de daño es el pilar fundamental de la política de drogas nacional. La cooperación, integración y equilibrio son necesarios a nivel internacional.

En 2012, Nueva Zelanda aprobó una legislación interina para regular las sustancias psicoactivas.

Los intentos de crear prohibición sobre nuevas sustancias psicoactivas parecían no ser mucho más eficaces que la prohibición de otros químocios.

La nueva legislación ya ha traido aparejada cambios en la regulación nacional. Todos los productos sin aprobación se prohiben, hay actualidad 150 productores reglamentados, que en comparación con los productores existentes previamente a la legislación (3.000 o 4.000) proveen productos menos dañinas. Todavía es pronto para una evaluación profunda, pero los resultados hasta la fecha parecen positivos.

Se están reduciendo la cantidasd de problemas de personas que acuden a los gobiernos afectados por nuevas sustancias psicoactivas. Las metanfetaminas siguen siendo muy preocupantes para nosotros, la región y el mundo, se les ha otorgado un alto nivel de prioridad.

La acción clave es denominar algunas substancias, como la medefrina, como medicamentos sujetos a control médico y prevenir su desvío. NZ también trabaja con el gobierno chino para reducir el tráfico de metanfetaminas.

No comments:

Post a Comment