Monday, 9 March 2015

Side event: Alternativas al encarcelamiento

Botticellli, EEUU

En EEUU buscamos reformar nuestro sistema de justicia, nuestros principios guía son

  • Sentencias deben ser proporcionadas
  • Colaboración cercana entre sectores de salud y justicia
  • La capacidad y servicios de tratamiento debe expandirse 
  • Debemos y podemos aprender los unos de los otros 

Los Estados Unidos estamos trabajando en cambiar la manera en la que hablamos sobre la gente, hablamos tradicionalmente de ´ex offender´pero es importante que trabajemos para cambiar un lenguaje desestigmatizante y que permita la inclusión social.



Miguel Samper, Colombia

Tenemos que aceptar que hemos sido adictos al castigo penal como respuesta al problema de las drogas en todas las latitudes. En los últimos años  el código penal colombiano ha sido reformado 16 o 17. No estoy haciendo un llamado a que no se utilice el castigo penal, pero es importante que no sigamos discutiendo si somos de la linea de la mano blanda o de la mano dura. Hay cinco motivos que son la génesis de esta discusión al interior de la CICAD

  • racionar el uso del derecho penal
  • reducir el hacinamiento penitenciario
  • hacer frente al consumo
  • uso eficiente de los recursos públicos (por cada recluso privado de libertad en las cárceles, 3 o 4 estudiantes podrían acceder a estudios universitarios
Las incautaciones de cocaína se han reducido, mientras hemos aumentado el arresto de personas por delitos de drogas. 78,000 personas fueron detenidas en 2013 por delitos relacionados con narcotráfico. El 52% de las personas en las cárceles lo están por porte y distribución de marihuana. solo el 23% lo están por cocaína, lo que nos indica que la situación en Colombia ha cambiado.

El 99% de las personas en las cárceles lo están por cantidades entre cero y 500 gramos. Nada sacamos encarcelando a los pequeños cultivadores, a los correos de la droga en situaciones de vulnerabilidad.. si las detenciones masivas que hemos llevado a cabo en el país

Ya hay 36 experiencias documentadas a nivel mundial que nos muestran que hay alternativas al encarcelamiento mucho más efectivas. Hemos de tener en cuenta particularidades y necesidades de cada territorio, así como aplicar un mandato claro para la proporcionalidad de las penas. El fenómeno es complejo en matices y colores y lo seguimos viendo en un TV en blanco y negro. 

Es la realidad la que debe cambiar las leyes de los países. Las leyes deben responder a las realidad

Roberto Campa, secretario de gobernación y seguridad ciudadana, México

Buscamos buscar alternativas al encarcelamiento por delitos menores y agradecemos a la CICAD y Colombia por sus aportes. El 25% de la población encarcelada está en EEUU, China ocupa el segundo lugar. En México, hay 204 reos por cada 100.000 habitantes. Algunos países han suavizado sus políticas de drogas. Los que hemos mantenido un enfoque rígido sobre política de drogas lo estamos sufriendo.

En México hay 257,000 internos en la cárceles. 95% son hombres, con una sobrepoblación de más de 26%.  Delitos contra la salud en sus diferentes modalidades suponen un gran porcentaje de los cargos. El 57% de los adolescentes y jóvenes en reclusión, están en prisión por delitos de drogas.  México está buscando la reducción de riesgos y daños, la descriminalización del uso de drogas y programas de alternativas al encarcelamiento.

Tribunales para el tratamiento de adicciones, su implementación se lleva a cabo de manera paulatina con apoyo de la Secretaria de Gobernación. El primer programa se llevó a cabo en Nuevo Leon, actualmente hay 17 tribunales en 5 entidades federativas. Necesitamos plena consistencia entre la teoría y los hechos. En México refrendamos el compromiso para impulsar alternativas al encarcelamiento, con estricto apego al respecto a los derechos humanos. 

Ivor Archie, Trinidad Tobago

La descriminalización de la marihuana ha llamado mucha atención en la región.  Tenemos una población cautiva, y hemos de extender los servicios de tratamiento. 

En Trinidad Tobago estamos llevando a cabo varios experimentos, que han contado con múltiples actores, entre los que se encuentran los militares, que han liderado un programa de entrenamiento. 

Con respecto a intervención previa al juicio, buscamos la rehabilitación de hombres jóvenes ex convictos, y su inclusión social a través de mejora de su alfabetización y participación en actividades positivas. Este programa es voluntario. Los participantes deben admitir su culpabilidad antes de entrar en el programa. En septiembre de 2012 lanzamos el primer piloto. En julio de 2014 lanzamos un segundo programa. 

Con respecto a la proporcionalidad de las sentencias, estamos buscando que las sentencias obligatorias por delitos de drogas sean inconstitucionales, y ofreciendo mayor flexibilidad a los jueces y sistema judicial a analizar cada caso en su contexto. 

En el caribe, el consumo de marihuana está muy interioridado, e incluso por temas religiosos. Jamaica ya ha aprobado una ley para permitir que la marihuana este disponible para usos médicos, ceremonias religiosas y también permitir la tenencia de pequeñas cantidades de marihuana para uso personal. 

Art Wyatt, EEUU

El propósito de la revisión del sistema de justicia en Estados Unidos. La población federal encarcelada en EEUU ha aumentado en un un tercio desde 1990, algo que esta suponiendo un tercio de los recursos económicos del departamento justicia. Cinco principios guían nuestra reforma del sistema de justicia
  • Priorizar la prosecución para enfocarse en los delitos más serios, esto tiene 
  • Reformar las sentencias para garantizar sentencias proporcionadas. Las sentencias obligatorias por delitos de drogas nos han llevado a la situación que tenemos hoy. las poblaciones carcelarias por delitos de drogas son pequeños delincuentes, involucrados en delitos no violentos y sin vínculos con redes 
  • Alternativas al encarcelamiento para personas acusadas por pequeños delitos no violentos.  
  • Enfocar nuestros recursos económicos en ´reentry programmes ´para garantizar inclusión social
  • Reasignacion de recursos hacia la prevención
En los 2013 y 2014 por primera vez el número de personas encarceladas por delitos de drogas ha disminuido por primera vez, reduciendo el n'ume1400 personas. 


No comments:

Post a Comment